La gestión y el control de la tesorería son probablemente las tareas más importantes de todas las que conforman la gestión de una empresa, pues para poder tomar el control de la tesorería de una forma óptima debes tener un conocimiento profundo de las variables que la conforman.

Debes saber, por ejemplo,

  • cuál es la facturación mínima para poder cubrir los costes directos e indirectos de la empresa,
  • el precio adecuado de tus productos y servicios para maximizar el retorno en la inversión y ser competitivos en el mercado,
  • cuáles son los productos más rentables y cuales los menos rentables,
  • cuándo es el mejor momento para invertir,
  • la productividad de los empleados,
  • los puntos de venta que son rentables y los que no
  • etc

Es imprescindible que el director financiero conozca los datos actualizados de todos estos elementos y de muchos más, de forma que tenga un control total de cuál es la salud financiera de su empresa y como afecta cada elemento que la conforma.

Si no sabemos cuáles son los problemas de tesorería de nuestra empresa no podremos corregirlos ni prevenirlos en el futuro.

Existen muchas PYMES que no cuentan con las herramientas necesarias para poder realizar una gestión operativa de tesorería y esto les impide tener la información necesaria para planificar e implementar la estrategia de la empresa.

Cada área de una empresa debe ser monitorizada de forma permanente. El área comercial, la producción, la contabilidad, son áreas que se beneficiarían con el uso de una herramienta de gestión y control de tesorería.

Un cuadro de mando para la gestión y control de la tesorería

La persona responsable de la gestión y control de tesorería en la empresa debe definir, junto a las personas de cada departamento, cuales son los indicadores principales que se deben medir.

El objetivo de definir cuáles son los indicadores es poder configurar un cuadro de mando integral en el que estos indicadores conformen una representación gráfica de los resultados de la empresa.

Un cuadro de mando correctamente configurado permite implementar la estrategia comercial, detectar y corregir problemas y consigue una comunicación fluida entre todos los actores principales de la empresa.

Existe la idea de que una PYME no necesita un cuadro de mando integral para la gestión operativa de tesorería, pero esto es un error.

Las empresas de todos los tamaños se benefician de la información aportada por un cuadro de mando, ya que al final, lo que permite es tener toda la información relevante en un solo panel accesible además desde cualquier dispositivo.

Así, podremos ver cuál es la salud general de todos los indicadores y además podremos entrar al detalle de cada uno de ellos. Podremos tomar medidas correctivas cuando fuese necesario, pero también podremos detectar oportunidades de crecimiento.

CMI4ALL es un cuadro de mando de tesorería creado para que su integración con tu sistema de gestión sea lo más sencilla posible. El proceso de integración, la elección de los indicadores a seguir y la formación en su uso es así mismo rápida y sencilla.

Consulta con nosotros y accedea a una demo gratuita y sin compromiso. Te sorprenderás.